Cuando el home office se vuelve una necesidad

El COVID-19 ha obligado a muchas empresas en México y en el mundo a modificar la forma en la que trabajan, todo con la finalidad de seguir operando y garantizando resultados positivos.

Con la digitalización y el Internet pareciera ser que el “home office” se ha convertido en una tarea fácil de realizar; sin embargo, para muchas personas el trabajo desde casa supone nuevos retos y, aunque algunos tuvieran experiencia, el escenario al que nos enfrentamos es completamente nuevo.

En nuestro caso, hablando como StreamicsLab, el “tele-trabajo” no era algo que hiciéramos constantemente o que estuviera implementado de manera clara. No obstante, estoy seguro que esta nueva situación generará cambios positivos en nuestro trabajo y en todas las empresas mexicanas.

De acuerdo a algunos psicólogos y expertos en RRHH, el home office ofrece muchos beneficios para las y los empleados, generando una mayor productividad para la empresa, a continuación enlistamos algunas ventajas de su implementación:

  • Mayor autonomía y gestión personal
  • Reducción de la pérdida de tiempo en transporte
  • Incremento en la calidad de vida
  • Ahorro en los costos de la oficina
  • Genera más lealtad con los empleados
  • Reduce el absentismo y el estrés laboral

Hasta el momento todo parece ser positivo, pero también existen algunas desventajas de trabajar en casa, algunas que nosotros hemos observado son las siguientes:

  • Tendencia a trabajar más horas
  • Mayor cantidad de distracciones
  • Falta de entendimiento con familiares
  • Deseos de realizar labores en el hogar
  • Problemas de conectividad
  • Desinterés por tareas laborales

Entre ventajas y desventajas existe un sinfín de recomendaciones que se deben tomar para que el trabajo a distancia sea beneficioso para la empresa y el personal. En StreamicsLab analizamos lo que nos convenía y lo que no de manera conjunta, de esta manera, pudimos establecer puntos en común para llevar a cabo esta actividad; dos semanas después de comenzar, los resultados han sido positivos, es por esto que se los compartimos:

  1. Recuerda que durante un tiempo será tu oficina y no tu casa.
  2. Establece una rutina para iniciar y terminar tu día.
  3. Debes equiparte con lo necesario y establecer un lugar de trabajo.
  4. Se deben establecer horarios y deben ser respetados.
  5. La tecnología es el mejor aliado para la empresa y el trabajador
  6. Evita cualquier distracción externa que te haga perder la concentración.
  7. Toma un respiro de vez en cuando, no te sofoques con el trabajo.
  8. Está bien que estés en un lugar cómodo, pero no te excedas.
  9. No debes mezclar labores del hogar mientras trabajas.
  10. Recuerda que no son vacaciones.
  11. Comunícale a tus familiares y/o roomies que es tu horario de trabajo.
  12. No te desconectes mientras te encuentras en tu jornada laboral.

Esta contingencia puede ayudar a demostrarle a las empresas y a los jefes que se encuentran reacios a la implementación del tele-trabajo, que el personal sí puede ser productivo sin importar el lugar donde se encuentren.

Asimismo, esta actividad permitirá identificar la autogestión que tienen las personas dentro de las empresas y las habilidades tecnológicas con las que cuentan para continuar cumpliendo sus labores.

Como recomendación personal y ante la situación sanitaria actual, lo más recomendable es que hables con tus colaboradores y tus jefes, quedarse en casa es la mejor manera de evitar el contagio y proteger la salud de todos; estas medidas pueden ser complicadas de implementar, pero a la larga nos beneficiará en términos económicos y sociales.

El home office es una opción que está más vigente que nunca, lo más importante es que optimices tu rendimiento y saques el mayor provecho a estar en casa.

-Roberto Femat

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *