ESPACIOS EN BLANCO

Muchas veces, las personas creen que más es mejor y es por eso que siempre saturan todo, ya sea en su persona al arreglarse, al decorar su casa o al hacer algún trabajo. Antes, eso era llamado belleza; lo barroco o recargado era la definición de elegancia y complejidad. Pero, ahora ¿qué es mejor? ¿recargado o lo simple?

Desde mi punto de vista como diseñadora la respuesta es “MENOS ES MÁS”, la idea de que las cosas simples son mejor que las complejas, es una forma de resaltar con mayor profundidad cada elemento que se encuentre en el diseño y que el adorno siempre sobra. Y a esto se le llama minimalismo, el cual puede aplicarse a muchas cosas.

El minimalismo parece fácil, sin embargo, requiere una gran habilidad. El minimalismo es estético, debe contener los elementos esenciales pero simples para crear armonía. Básicamente se trata de eliminar los excesos y colocar de manera estratégica los elementos para crear el mensaje que se quiere mostrar. El objetivo es obtener gráficos sencillos y fuertes al mismo tiempo. Tanto el color, el diseño, los espacios en blanco, los gráficos y la tipografía, son los protagonistas en esta corriente.

Ahora, los puntos más importantes para crear un balance en nuestro diseño son:

  • Los colores:

El negro, gris y blanco son los colores con más fuerza, pero todos son aceptados si se usan adecuadamente. Lo que se quiere es mostrar fuerza y es por eso que muchos diseñadores eligen colores primaros y sus complementarios para que sus trabajos resalten.

  • El espacio negativo:

Sirve para dar energía, ya que entre más grande sea el espacio vacío, más poder gana un objeto dentro de él, ya sea una foto, un gráfico o un texto.

En lo personal, el aire o espacio entre cada elemento, es lo que le da vida a cada uno de los diseños que realizamos. La forma en que le damos ese movimiento a nuestras obras, es lo que llama la atención del espectador y de esta forma el mensaje llega a él.

Este estilo es mi favorito, ya que se puede utilizar para cualquier tipo de material. Lo podemos encontrar en un logotigo, en una tipografía, en un cartel, en una pintura e incluso en nuestro propio hogar para darle una sensación de espacio y de limpieza.

Porque menos es más.

-Deborah Rocha

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *