El fútbol en cuarentena

“El fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes”

Jorge Valdano

Partiendo de esta frase, protagonizada por un histórico y referente del fútbol mundial, como lo fue, lo es y lo seguirá siendo Jorge Valdano, quiero hacer énfasis en la relevancia que toma este deporte en nuestra sociedad y el poder de convocatoria que produce.

Sin duda alguna el balompié es el deporte más popular del mundo y es uno de los principales distractores (entretenimiento) para cantidades exorbitantes de personas.

Quizá para mucha gente el fútbol no tenga gran importancia o simplemente no les interesa en lo absoluto, pero para muchas otras personas puede tratarse de algo indispensable en su estilo de vida.

Sería muy despectivo tratar de minimizar lo que el fútbol provoca en los “aficionados”, ya que va más allá de disfrutar o sufrir 90 minutos.

Para el aficionado conlleva más que solo apoyar a cierto equipo, es un momento de euforia, una montaña de emociones, una interrupción a su cotidianidad y a los problemas que esta arrastra.
Es el momento idóneo que tanto esperan para poder desestresarse, distraerse y convivir con quienes también son seguidores de este juego.

Desde mi perspectiva y experiencia como “aficionado” podría tratar de explicar un sinfín de cosas que un partido, equipo, jugador o estadio nos provocan, pero esa no es la idea, ya que ustedes, queridos lectores, seguramente también sienten algo por este deporte, ya sea bueno o malo y tendrán sus propias vivencias.

A raíz de todo lo acontecido por el COVID-19 y sus efectos colaterales en muchos aspectos de nuestra vida, nos encontramos en una cuarentena para limitar el riesgo de que se extienda la enfermedad. Esto incluyó la suspensión temporal del torneo Clausura 2020 de la Liga MX, hasta nuevo aviso.

Lo que estamos viviendo puede describirse como algo relativamente nuevo, ya que anteriormente se había detenido el torneo por diferentes circunstancias, como desastres naturales, manifestaciones de árbitros e inclusive en una ocasión por otro tipo de epidemia, en ese momento se trató de la influenza AH1N1, pero el tiempo de interrupción no había sido tan prolongado y eso que aún no hay una fecha aproximada o tentativa para la reanudación del torneo.

¿Qué hacemos los aficionados sin nuestro querido fútbol?

La ociosidad que estamos viviendo nos hace extrañar aún más nuestro deporte y, por lo mismo, pone a prueba la capacidad de adaptación e innovación de crear nuevas estrategias para los equipos y medios de comunicación deportivos, y así poder brindarnos ese entretenimiento necesario.

Entre esas “ideas” han retransmitido partidos “históricos” o atractivos como mundiales,  finales de diversos torneos y partidos que de alguna manera nos hicieron revivir viejas emociones.
También diferentes cuentas de equipos en redes sociales se han puesto creativas buscando la manera de interactuar con los aficionados, implementando dinámicas que si bien no fueron malas, sin duda alguna no cubren el nivel de emoción que nos regala un partido en vivo.
Pero cuando vuelva el fútbol, durante 90 minutos disfrutaremos de esa magia indescriptible que nos provocan 22 futbolistas detrás de un balón.

“El fútbol no es cuestión de vida o muerte, es mucho más que eso”. 

Bill Shankly

-Alexandro Meléndez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *